Desacuerdo con todo: Rabia, rabia, rabia, y más rabia.

sábado, 18 de agosto de 2012

Rabia, rabia, rabia, y más rabia.

Es un verdadero suplicio. Aguantar y soportar las gilipolleces de las personas de mi entorno todos los días es un puto suplicio. De verdad lo digo, y lo digo porque lo pienso. Realmente más que pensarlo, lo siento. Siento un puto asco interior indescriptible de ver la capacidad que tiene la gente de SER GILIPOLLAS.
Y no va por nadie en concreto, simplemente, es una acumulación de rabia interior, causado por la sobredosis de estupideces mentales que tengo que escuchar todos los días.

No soporto a las personas estúpidas. Bueno, más bien no soporto a las personas, en general. Parece que todo el mundo viva en una espiral de capulladas mentales, que les hacen hacer cosas estúpidas a jornada completa. Ni vacaciones ni nada. La enanez mental no da lugar a treguas, y sea verano, invierno, o primavera, las personas idiotas siguen haciendo estragos a la inteligencia y la lógica.


Cuando mi cabeza está a punto de estallar de pura rabia hacia éstos individuos, tengo que entrar aquí a cagarme en todo, porqué el riesgo de suicidio es jodidamente alto en éstos casos.

Lo dicho ; Me cago en todo el mundo. Hoy en día me resulta difícil encontrarme con alguien en quien no me cague.

No hay comentarios:

Publicar un comentario