Desacuerdo con todo: ¿Padezco una enfermedad mental? (No, ahora lo pregunto en serio.)

miércoles, 3 de junio de 2015

¿Padezco una enfermedad mental? (No, ahora lo pregunto en serio.)

Buenas (¿?) noches amargados desacuerdistas.


Primero de todo, mil disculpas a todos aquellos cascarrabias sin remedio que han pasado por aquí las últimas semanas sin encontrar ninguna diarrea mental totalmente gratuita contra algo o alguien. Dicho ésto, voy a soltar la parrafada de hoy.


Llevo una temporada, que realmente me la suda casi todo. No lo digo por postureo ni por moda.

Sí, aunque parezca difícil de creer, hay hordas de gilipollas mentales por ahí que se dedican a decir "no me importa lo que piensen los demás de mí" básicamente porqué lo han escuchado decir a otros gilipollas mentales, y así alimentan el círculo vicioso de imbéciles de manera contínua. Por alguna razón, muchas personas se emperran en manifestar que no les importa la opinión de los demás (aunque luego demuestren claramente que no sólo sí les importa, si no que además SE PREOCUPAN de lo que piensen los demás).



Si habéis leído alguna de mis entradas, entenderéis que si os digo que me la suda casi todo, ES QUE ME LA SUDA. Ni medias tintas, ni modas, ni tendencias, NI POLLADAS EN VINAGRE.


Pues bien, el caso es que últimamente mis respuestas más comunes a la mayoría de conversaciones, comentarios o anécdotas suelen ser las mismas :


-¿Ah sí? Qué bien. (Ya ni disimulando, tal cual.)
-Tío, es que me la suda.
-Gilipollas todos. (Hablen de quien me hablen)
-Me da igual.
-Me importa medio huevo duro.
-Me la suda en estéreo (o en dobly surround, en su defecto)



Y eso es porqué empiezo a tener asumido que la gran enorme mayoría de gente es TONTA. Sí, tal y como lo leeis, TONTA.


Realmente, ni estoy descubriendo la sopa de ajo ni lo digo en balde. Casi todas las tendencias, modas, costumbres, programas de tele, aficiones de la gente SON BASURA. Los programas con los máximos índices de audiencia son una BASURA, la música que más suena y más enriquece a una panda de pseudoartistas es BASURA, la prensa escrita más exitosa se basa en habladurías y chismorreos de terceras personas que también son BASURA.


Y así un suma y sigue, que me hace llegar a la conclusión de que una gran parte de la población en cada ciudad o pueblo es imbécil redomada.


Como todos podéis imaginar, después de llegar a esa conclusión que considero bastante cercana a la realidad, me resulta extremadamente complicado encontrar interés a las tonterías que la gente me cuenta. Que tu puta madre en calcetines se haya liado con no se quién en una fiesta, me la trae flojísima. Que la hija de una parásita social salga por la tele para luego comprarse kilo y medio de farlopa, me importa tres pares de cojones.


No obstante, en mi tremenda lucha por conseguir que absolutamente todas las cosas de poca importancia me entren por una oreja y salgan disparadas por la otra, sigo enfureciendo cuando leo majaderías de magnitud infinita en la escala de Richter.


Me preocupa realmente padecer algún tipo de trastorno mental o psicológico. Me la sudan los temas ajenos a mí, pero no consigo dejar de irritar mi colon cada vez que veo una imbecilidad manifiesta. Los niveles de esnobismo de las personas no tienen freno desde hace ya tiempos impensables.



Si tuviera que contar la cantidad de imbecilidades que he visto hoy EXCLUSIVAMENTE en mi página personal de Facebook, agarraría un trastorno agresivo-compulsivo con su correspondiente embolia cerebral. "No llevar sujetador, la nueva tendencia para revindicar los senos pequeños", "Los fofisanos, la nueva tendencia puesta de moda.", "la reputa madre de nosequién, trending topic mundial", "Isabel Pantoja sale de la cárcel"...




Sinceramente, estoy empezando a pensar como Platón cuándo decía : "El punto débil de la democracia es que a los gobernantes los elige la mayoría del pueblo, y una gran parte del mismo son idiotas."
















No hay comentarios:

Publicar un comentario