Desacuerdo con todo: Golpe de remo : Regido por ley YA.

viernes, 4 de septiembre de 2015

Golpe de remo : Regido por ley YA.

Queridos y acérrimos desacuerdistas :


Cuando hablo de golpe de remo, me refiero literalmente a un remazo en la crisma de algunas personitas que me tocan lo que vienen siendo mis zonas erógenas.

Hoy he tenido un encontronazo un tanto particular e inusual, aunque tampoco me parece excesivamente raro lo que me ha ocurrido, ya que siempre tengo en cuenta que la gente es sumamente imbécil generalmente hablando.



Hoy he hecho básicamente lo mismo de cada día ; Levantarme, respirar, comer, hacer mis necesidades básicas y fisiológicas y como no, ir a entrenar.

En mi ciudad hay una rotonda exageradamente mala, en la cual se forman unos embrollos de proporciones bíblicas debido a que las calles están jodidamente mal organizadas, así que más que una rotonda parece un campo de refugiados de la ONU.


Intentando introducirme en esa rotonda (el único camino que tengo para llegar a mi casa), no he reparado en que había dos viejas amargadas de mierda señoras que pretendían pasar, y yo que soy un ser tremebundo e incívico las he obligado a esperarse un segundo y medio más en el paso de peatones. 


Al pasar con el coche concentrado en el tráfico (el de coches, no el de drogas y esas cosas) una de las señoras ha chillado con la poca fuerza que le queda en el vetusto y hecho polvo cuerpo que Diosito le dio : "NO PARES CHAVAL, NO PARES. QUE TE VAS A HERNIAR. VAYA ASCO DE JUVENTUD, ÉSTO EN MIS TIEMPOS NO PASABA."



Claro que no pasaba en tus tiempos, idiota. Como que en tus tiempos la gente iba en triciclo o en burro, no te jode. Lo que más me toca las pelotas de éstas situaciones, es que las personas que suelen increpar o insultar cuando no les cedes el paso aunque sean peatones, SON LOS TÍPICOS QUE NO HAN CONDUCIDO EN SU VIDA.


Es decir : Cualquier persona que conduzca como algo habitual o mundano, es consciente de que en el momento de circular estás atento a doscientas cosas al mismo tiempo (delante, detrás, la prioridad, el ceda, el flujo de tráfico, el momento óptimo para salir...) O séase, que SIEMPRE va a haber un momento en el que no tienes todo el tiempo del mundo para fijarte en si una jodida señora pretende cruzar o no.


Digamos que si tienes un mínimo de calidez humana y empatía como conductor, en el momento de ser peatón eres consciente de que los conductores pueden tener fallos como ese, ya que aún no he desarrollado un sentido arácnido para señoras cuando pasan.


Da la casualidad de que los que se quejan siempre suelen ser los típicos que no han agarrado los mandos de un coche en su puñetera vida, y los han llevado a todas partes en plan Taxi Driver. Eso si, cuando van ellos dentro del coche pasarán de todo y de todos, y el conductor del coche en el que van puede tener todos los fallos del mundo, que serán transigentes y comprensivos con él si no deja pasar a alguien porqué claro, van ellos en el coche, y eso es lo más importante.



El primer impulso que he tenido al oír la sarta de vilipendios que me ha soltado a grito pelado, ha sido bajar del coche, plantarme en su jeta y decirle que me chillara toda esa porquería pero a la cara (cosa que normalmente no hacen, más que nada porqué se cagan por la patilla generalmente). Pero no por los insultos, sinó por la rabia que me produce la ignorancia profunda de toda esa sarta de tontos que insultan o gritan sin saber ni quién es esa persona.



A ver si entendemos una cosita : No hay que gritarle a nadie, A NADIE. ¿Entendemos? No puedes insultar y chillar a alguien por no dejarte pasar, no puedes darme un golpe en la chapa del coche porqué no te he visto, no puedes increparme porqué no sabes el día que he tenido, ya que por esa regla de tres un día alguien se ganará un palazo de madera en los dientes, y me iré tan pancho.


Creo que deberían regirse por ley los golpes de remo para todos los tontos que hay por las calles. En la próxima entrada explicaré detalladamente qué supone para mí un tonto y por qué.



Recuerdo para todos los enanos mentales que no conducen y se creen que al ser peatón tienes todo el abanico de derechos posibles disponibles para tí, que un paso de peatones da PRIORIDAD a un peatón, pero NO LE DA OMNIPOTENCIA. Parece mentira que haya que explicar éstas gilipolleces. Es más o menos como los imbéciles que ni miran, simplemente pasan porqué se creen que tienen el poder absoluto en la manga en cuanto cruzan la calle.


Luego hay atropellos. Luego la policía municipal se echa las manos a la cabeza y lo atiborran todo de badenes inútiles y estúpidos que sólo hacen que ralentizar el tráfico y crear embotellamientos y confusión. Es tan fácil como mirar a los dos lados antes de cruzar, panda de gilipollas mentalmente atrofiados.






























No hay comentarios:

Publicar un comentario