Desacuerdo con todo: Tontos y tontacos : Qué son y cómo combatirlos.

viernes, 4 de septiembre de 2015

Tontos y tontacos : Qué son y cómo combatirlos.

Quien me conozca mínimamente sabrá que normlamente en mis entradas (las del blog, no las de mi cráneo, que también) uso mucho el adjetivo calificativo "tonto", "tontos", "tontines", "tontacos" y todas sus variantes habidas y por haber.


Mi definición de tonto es un tanto más compleja de lo que la palabra en sí puede suscitar en un momento dado. Nunca en mi vida he querido decir que los tontos que me encuentro por la calle padezcan deficiencias mentales , ya que eso comportaría una falta de respeto hacia los retrasados mentales auténticos, que no se merecen ningún tipo de escarnio o insulto. Éstos tontos de los cuales yo hablo, son mucho peores.


Los tontos de los cuales yo hablo no cuentan con ningún tipo de retraso diagnosticado, pero para mí están realmente cerca. Lo palpan y todo, creo.


Para mí un tonto suele ser un cazurro, o una persona con una falta de entendimiento y razón jodidamente GRANDES y un cerebro latente que está de adorno o simplemente no está. Un tonto, es alguien que no argumenta. Un tonto, es alguien que insulta y no sabe ni por qué. Un tonto, es alguien que falta al respeto sin fundamento y luego no sabe ni defenderse. Un tonto, es alguien que tiene ideología pero no tiene idea de lo que habla. Un tonto, es aquel opinador profesional que tiene la misma cultura que un zapato del mercadillo usado. Un tonto, es aquel que se traga 5 horas de Mediaset diariamente y pretende ir de ilustrado o erudito en algunos temas. Un tonto, es alguien que se cree más chulo que nadie hasta que le apuñalan y va directo a la UVI y sigue siendo el más chulo. Un tonto, es aquel que se cree que vive en el Bronx por pasar gramo y medio de grifa a cualquier otro tontín aleatorio.


Un tonto es aquel que predica algo sin seguir el ejemplo, aquel que su conocimiento está basado en estereotipos y frases que ha leído en el puto Facebook y ni siquiera entiende. Un tonto (o en éste caso más bien hablamos de tonta), es aquel/aquella que se tatúa un puto símbolo infinito en la muñeca porqué su puta madre también lo ha hecho, y eso es muy trendy. Un tonto es un machista, una tonta es una feminista. Un tontaina es todo aquel que se esnifa un par de rayas en cualquier lavabo y luego sale a la pista siendo el macho alfa del lugar y falta al respeto a quien sea para subirse la moral de desgraciado que tiene.


Ojo, hay gente que no gozan de un intelecto envidiable y son razonables, cautos y consecuentes con sus actos y//u opiniones. Los tontos de los cuales yo hablo se creen listos, y eso aún los hace más tirriosos y odiosos a más no poder.


Luego existen grados de tontería dependiendo del caso que se trate. Como ya he mencionado antes, existen tontos, tontitos, tontainas, tontacos, tontines y atontados, a convenir.


Al fin y al cabo, todos éstos tontos terminan por ser lo mismo en el 90% de los casos : Parásitos sociales, politoxicómanos, gente inculta en general, aficionados acérrimos al fútbol, tíos anabolizados o tatuados a más no poder, etc.



Y ahora no me vengáis con la pollada de los prejuicios. Un prejuicio es ni más ni menos un juicio de valores que realizas sin haber tenido contacto directo con la persona que estás cuestionando. En el momento en el que esa persona abre su bocaza y empieza a escupir mierda por ella, yo soy completamente libre de encasillarle y medir su nivel de estupidez como me plazca, Y ADEMÁS SUELO ACERTAR. Así que meteos la movida neo-hippie por donde os quepa.


La mejor manera de combatir a un tonto en cualquiera de sus niveles o variantes es ni más ni menos NO REBAJARSE A SU NIVEL, bajo ningún concepto. Como ya dijo alguien en su día, nunca discutas con un imbécil. Te bajará a su nivel de tontuna y te ganará por experiencia. Lo mejor que se puede hacer es tomarle el pelo con cualquier tema, cualquiera. Éste tipo de tontines no entienden de nada, ya que suelen ser incultos y además se regodean en su incultura. Así que ya sabéis, si les tomáis el pelo de manera solapada sin llegar a la voracidad, se cansarán rápido y os dejarán en paz.



ATENCIÓN : En una trifulca entre varios tontos, nunca perdáis la calma o pronunciéis las palabras 'hermano', 'tío', 'primo' o sucedáneos. En ese momento ya estás declarando a grito pelado que eres tan tontín como ellos, y resultará difícil ponerte por encima en cualquiera de los casos.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario